La Nación incluirá viviendas de madera en sus planes habitacionales

Firma acuerdo 05Tras una extensa negociación, se firmó el Convenio mediante el cual Gobierno nacional dispone que el 10 % -como mínimo- de las viviendas financiadas por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda serán construidas con madera.

“Es la primera vez que la Foresto Industria es considerada en la política habitacional de la Nación”, aseguró el presidente de APICOFOM, Pedro López Vinader.

Dicho anuncio se realizó en la Casa Rosada, y representa un logro histórico para el sector foresto industrial. Desde APICOFOM, la principal impulsora de esta iniciativa, se resaltó la decisión nacional porque “es transcendental para el sector, porque si bien ya venimos trabajando con los programas habitacionales de Misiones, es la primera vez que la Foresto Industria es considerada en la política habitacional de la Nación”.

López Vinader precisó que a través de dicho acuerdo “se prevén construir entre 8 y 10 mil viviendas por año, pero además continuamos trabajando en otras acciones para la promoción del mayor consumo de madera en la obra pública. En la vivienda por ejemplo, apuntamos a la inclusión de paneles de techo, de partes de estructura de techos, de cielorrasos, cenefas, molduras y aberturas, entre otras opciones”.

firma acuerdo 20

Después de ponderar que “se sumen a este convenio entidades bancarias del Estado y del sector privado, para financiar las viviendas de madera con créditos hipotecarios y a través del PROCREAR, y la empresas aseguradoras”, el presidente de APICOFOM indicó además que en el marco del trabajo de la Mesa Foresto Industrial “analizamos en las distintas comisiones tres acciones puntuales: mejorar nuestra competitividad y lograr más exportaciones; promover el consumo de madera en el mercado interno (este convenio para la construcción de viviendas es una parte de ese objetivo; y actualizar cuestiones referentes a la Ley de Promoción Forestal”.

El Convenio

Este acuerdo se basa en una serie de consideraciones favorables que ofrece la construcción de viviendas con madera a la hora de acompañar las políticas tendientes a reducir el déficit habitacional argentino.

En este documento se expresa en primera instancia que el Estado Nacional “tiene un especial interés en mejorar los estándares constructivos a través de diferentes acciones, como la promoción de sistemas constructivos industrializados, fomentando su incorporación en los proyectos de viviendas, escuelas y demás equipamientos urbanos”.

Firma acuerdo 01

En torno a ese objetivo, se destaca que la foresto-industria “es una cadena de valor que tiene un gran efecto multiplicador. Según el Informe de la Cadena de Valor del Sector Forestal, Papel y Muebles del Ministerio de Hacienda -precisan-, el empleo registrado del sector foresto industrial en el tercer trimestre del año 2015 fue de casi 100 mil puestos de trabajo; y además Argentina cuenta con 1,2 millones de hectáreas de plantaciones forestales”.

Además de esos datos de la economía formal, se pondera que “el sector de la construcción con madera cuenta con un gran potencial para colaborar en la reducción del déficit habitacional debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial; que permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados”.

Se agrega además que es importante tener en cuenta los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados: “La madera es un material renovable, reciclable y sumidero de dióxido de carbono, lo que permite la mitigación del calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación, y a su vez, debido a su capacidad aislante, tiene un bajo consumo energético que implica ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Además, se observa que la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, con un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida y el sistema constructivo empleado es práctico y limpio y la capacitación necesaria del personal es simple e intuitiva”.

Otra virtud tenida en cuenta es que “la construcción con madera reduce los tiempos de ejecución de las obras, minimizando costos financieros y tiene una relación costo-prestación competitiva y un bajo costo de mantenimiento.

Nación incluirá viviendas con 4

Pedro López Vinader tuvo palabras de agradecimiento en particular para la ingeniera Lucrecia Santinoni, subsecretaria de Desarrollo Foresto industrial del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

“Hizo un gran trabajo en pos de este objetivo. Desde el mes de febrero mantuvimos reuniones con la funcionaria, y todos reconocemos que ella es una fuerte promotora de este acuerdo”, aseguró.

El documento fue rubricado por:

Estado Nacional: Ministros del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Producción, Francisco Cabrera; y el Presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Javier Ibáñez.

Sector Empresario: Presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), Rodolfo Martín, y Secretario General, Pedro Reyna; Presidente de APCOFOM, Pedro López Vinader; y representantes de las más de 20 cámaras que integran la entidad maderera nacional. También, por representantes de la Asociación Forestal Argentina (AFOA), la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA); la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos de la República Argentina (CEDU); la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina (AEV); la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO); la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA); y el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC).

Sector Bancario: Bancos de la Nación Argentina (BNA), de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO), de la Ciudad de Buenos Aires, Hipotecario, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), ADEBA (Asociación de Bancos Argentinos) y ABA (Asociación de Bancos de la Argentina).

Sector Gremial: Unión de Sindicatos de la Industria Maderera de la República Argentina (USIMRA) y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA).

Sector Asegurador: Superintendencia de Seguros de la Nación, la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), y las Aseguradoras del Interior de la República Argentina (ADIRA).

C La Revista de Apicofom