Censo Nacional de Aserraderos: en Misiones se relevaron casi 800 establecimientos

Censo 02

Lo afirmó el titular de la Subsecretaría de Desarrollo Forestal, Juan Gauto, tras la primera evaluación del trabajo de los técnicos en campo. Adelantó además que poco más de 600 aserraderos se encuentran activos. Los resultados finales se difundirán en los próximos meses.

La tarea fue impulsada por y tiene como objetivo “contar con información precisa y actualizada de la primera etapa de transformación de la madera”. La participación fue voluntaria y entre otros datos se tomaron su ubicación, tipo y capacidad de producción, materia prima utilizada, equipamiento en uso y ocioso, y nivel tecnológico.

Juan Gauto explicó sobre el tema que “el relevamiento se desarrolló durante todo el mes de junio y se llevó adelante en forma conjunta con la Subsecretaría de Desarrollo Foresto Industrial de la Nación, a cargo de la ing. Lucrecia Santinoni”.

Censo 03

En cuanto a los números, el funcionario sostuvo que si bien estamos hablando de los primeros datos, y que la Nación ahora se encargará de hacer los ajustes del material censado y por lo tanto alguna cifra puede variar, el primer dato es que se detectaron 777 industrias en Misiones. De esas, 433 fueron efectivamente censadas y 174 que están activas no aceptaron ser relevadas. Además, se constató que 141 establecimientos fueron cerrados en los últimos 2 años, mientras que 29 iniciaron o retomaron la actividad en el período 2016-2017”.

Otros datos

Este trabajo contempló además una visión cualitativa del sector de la primera transformación de la madera, y a partir de las charlas con los censistas, Gauto también brindó algunos detalles del resultado provisorio.

Censo 01

“Surgen algunos datos comunes de parte de la mayoría de los censados, como que del 2015 a la fecha hubo una notable baja de la actividad de los aserraderos, hay en el mercado cheques diferidos con dificultades de cobro y problemas en la comercialización, y resurgen los nuevos centros de ventas, corralones, de las propias industrias”.

Afirmó luego que “también se observó que el rubro ‘capacitación de recursos humanos’ es reconocido por las medianas y grandes industrias como un elemento clave para mejorar la competitividad, cosa que no se da de parte de la pequeñas empresas. Este es un punto que deberá estudiarse y trabajar en profundidad”.

Gráfico

Otros ítems destacados están referidos a la demanda de tecnología para astillar la biomasa remanente del sector. “Es notable -señala Gauto- esa demanda de parte de pequeños aserraderos. Hoy hay más máquinas y más posibilidades de inversión en ese rubro, porque hay más programas que financian esas operaciones”; y a la deficiencia de suministro de energía eléctrica: “eso es algo que nos piden mejorar, fundamentalmente, en la zona cercana a la costa del rio Uruguay”.

Una última consideración en ese aspecto señala que “la crisis pega más fuerte en aquellas empresas que se dedican a hacer lo que hace la mayoría, por ejemplo, madera aserrada y secada al aire; mientras que una buena diferencia hacen quienes aportan innovaciones a sus productos. Se nota que en la medida de que se agregue conocimiento y diseño hay mejores posibilidades de mejorar su situación”.

“El balance es muy positivo”

Al concluir, el Subsecretario fundó esa opinión en que “tuvimos respuesta voluntaria en gran cantidad. Las empresas en general recibieron bien a los censistas y se avanzó en la posibilidad de detectar y georreferenciar todas las industria, lo que nos permitirá diseñar y planear de mejor manera las políticas del sector”, a la vez que subrayó “el compromiso de los censistas, que a pesar de las lluvias casi permanentes trabajaron durante todo el mes de junio, de acuerdo con los tiempos previsto”.

c la revista de apicofom