Informe sobre regulaciones legales de calderas y recipientes a presión

Calderas 01En la provincia de Misiones existen aserraderos, fábricas de terciados, faqueadoras y establecimientos industriales en los que se utilizan aparatos y recipientes sometidos a presión; como calderas, compresores y otros recipientes que son vitales para desarrollar sus actividades industriales y/o de servicios.

Las calderas se utilizan a muy diferentes presiones y temperaturas, con grandes variaciones de carga, y en la mayoría de los casos se utilizan como combustibles biomasa.

La preparación y el conocimiento requerido por los operarios de calderas pueden variar de acuerdo de las características y rango de las instalaciones, desde los sistemas más simples, las calderas de presión mediana hasta los sistemas integrados que trabajan a presiones más altas que utilizan como calderas de potencia.

José Jorge PokolenkoEn el marco legal en la provincia esta vigencia la Ley XVI – N° 104 y su Decreto Reglamentario que establece los criterios a seguir en cuanto al funcionamiento y la instalación de todos los aparatos a Presión. En el marco Nacional, en tanto, está vigente la Ley N° 19.587 y su reglamentación correspondiente Decreto N° 351/1979 – Título V – Capitulo XVI, que también regula el funcionamiento de equipos y aparatos sometidos a presión.

Todas estas Leyes son de carácter obligatorio y son exigidos por el Ministerio de Industria, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Misiones y por las seguradoras de trabajadores y del establecimiento que rigen en el país.

Aplicación

Los aparatos sometidos a presión deberán ser inspeccionados periódicamente (en forma anual), a los efectos de asegurar la integridad del equipo, evaluando para ello la condición del mismo, el funcionamiento operativo y el medio ambiente en el cual opera.

El mantenimiento e informes técnicos deberán ser realizados por un profesional de Ingeniería, habilitado por la Dirección General de Industria. Asimismo, instruirá al personal de operación y mantenimiento que estará a cargo del equipamiento. A su vez, él profesional actuante, deberá verificar el buen funcionamiento de todos los dispositivos de seguridad y de control de las calderas, chequeando todos los sistemas y lazos de control.

Certificado de habilitación

El Certificado de habilitación de las calderas, se extenderá, inicialmente, con una validez de un (1) año. Previo al otorgamiento de la Habilitación de la Caldera se realiza una inspección tipo auditoria, donde se le asesora a la empresa sobre el mantenimiento y funcionamiento de los mismos.

Calderas 02

Durante ese primer período, se confeccionará el legajo técnico de cada caldera, y en función del estado de la misma, los trabajos que se realicen durante los mantenimientos programados, la siniestralidad ocurrida y los informes técnicos presentados; la validez del Certificado se podrá extender hasta un máximo de tres años.