Impulsarán una Ley en defensa de la Foresto Industria nacional

Sandra Giménez APICOFOM AMAYADAP 1La probable importación de viviendas chinas de parte del gobierno nacional, como respuesta a la demanda de una solución habitacional, sigue generando acciones de parte de las cámaras sectoriales.

No es nueva esta modalidad, ya que otros productos tuvieron ingreso liberado y afectaron seriamente la producción nacional en lo general y regional en lo particular. Compensados fenólicos, terciados, pisos flotantes, son algunos de los ejemplos, que derivaron lógicamente en una profunda caída de ventas y crisis en las empresas que hacen denodados esfuerzos por mantener el empleo a pesar de que cada día resulta más difícil.

Ante esta situación, APICOFOM y AMAYADAP mantuvieron un encuentro con la Senadora Nacional por Misiones, Sandra Giménez, marco en el cual brindaron un panorama sobre la situación de la foresto industria regional y alertaron sobre los gravísimos efectos que se registrarán en caso de concretarse la compra de esas viviendas asiáticas.

Sandra Giménez APICOFOM AMAYADAP 2

El planteo tuvo dos aspectos básicos: por un lado, desestimar la afirmación de que esa importación representaría un gasto menor que la misma adquisición en el mercado local; y por otro, denunciar los efectos sociales que implica atentar contra la industria nacional.

En la sede de APICOFOM, con las presencias del titular de la entidad anfitriona, Pedro López Vinader, y su par de la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná, Cristian Gruber, junto a asociados de ambas entidades; se acordó junto a la legisladora presentar una proyecto de Ley que apunta a proteger la actividad, promocionado el uso de madera en la obra pública y aquellas que dependan de financiamiento estatal tanto nacional como provincial.

Sandra Giménez APICOFOM AMAYADAP 3

 “Las casas chinas no es que van a venir, ya están acá”

Sandra Giménez también brindó su análisis y perspectivas de la situación macroeconómica a partir de los lineamientos del Gobierno Nacional. Con muchas críticas y preocupación manifiesta, la Senadora aseguró que esta modalidad de importaciones es una concepción del propio modelo vigente, y que frente a ello hace falta una acción mancomunada no solo del sector sino de las provincias afectadas en general.

“Esto no pasa solo con el tema madera, sino en muchos otros ámbitos productivos, y casi todas las economías regionales sufren las consecuencias. Por eso, es importante trabajar como bloque, NEA o NOA, contra la visión centralista. Para este Gobierno, que cuida el país central, el resto somos nada”, afirmó.

Sandra Giménez APICOFOM AMAYADAP 4

También aseguró que “las casas chinas no es que van a venir, ya están acá, en el puerto, a la espera de que se habilite su ingreso al mercado, y si no hacemos algo eso va a suceder”.

Garantizar adquisición de madera nacional en la Obra Pública

Para poder contar con un marco legal en defensa de la producción nacional del sector foresto industrial, los presentes acordaron una serie de puntos básicos para presentar un proyecto en el Congreso Nacional.

Entre otros, se propondrá establecer que “la Administración Pública Nacional, sus Dependencias, Reparticiones, Entidades Autárquicas y Descentralizadas, empresas del Estado o con participación estatal, y todos los que de diferentes formas reciban financiación y/o recursos del Estado; deberán adquirir la madera que demande la realización de las obras financiadas por los programas de viviendas y/u obras públicas, exclusivamente de producción nacional, como mínimo en un 80 por ciento, priorizando la utilización de madera cuando la estructura de costos y la disponibilidad de materia prima nacional así lo justifique”.

Sandra Giménez APICOFOM AMAYADAP 5

Además, se quiere establecer que en caso de tener que importarse maderas, la misma “deberá contar con certificado de calidad, humedad, fitosanitario y estructura de costo CIF (Costos Indirectos de Fabricación)”, y que estarán comprendidos por esta Ley “los Organismos del Estado que financien viviendas de tipo familiar en las regiones de las provincias que se haya otorgado incentivos forestales (Ley 25.080 y sus modificatorias”, y se promueve además que los organismos específicos “asignen un porcentaje permanente a la fabricación de viviendas industrializadas con madera; y que en todas las construcciones de viviendas sociales sea de uso obligatorio la madera en cabreadas, cielorrasos y puertas interiores”.

Además, y contemplando las prácticas comerciales desleales, se impulsará la prohibición de “importación de productos forestales en bruto o industrializados en cualquiera de sus formas de todos aquellos países que no sean parte de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y/o que sean declarados por los organismos internacionales de explotación infantil o laboral, y de falta de respeto a los derechos humanos.

c la revista de apicofom